Por eso, reducir costos en un restaurante es necesario para mantener la proyección. La clave está en hacerlo sin que eso comprometa la calidad del producto y del servicio que reciben tus clientes. 

Cómo reducir costos en un restaurante

Como en todo negocio, las cuentas deben estar claras: para eso, lo ideal es tener un equipo especializado en finanzas para recibir el asesoramiento y seguimiento correcto. Si bien no siempre es posible por el tamaño del negocio, tener conocimiento de los egresos, ingresos, insumos, cash flow, pagos y acreedores formará una base sólida sobre la que estructurar el día a día de tu local

cómo reducir costos en un restaurante, costos, finanzas, economía, ahorro, cálculos

Cómo ahorrar agua en un restaurant

Sin dudas, la mayor parte del consumo de agua en un restaurante se produce en el lavado de vajilla. Por eso, es importante que quien realice esa tarea de forma manual sea consciente del recurso. En caso de contar con una máquina lavavajillas, resulta mejor si es de bajo consumo, para ahorrar agua, energía y dinero.

Para ahorrar agua en el baño, conviene instalar canillas o grifos temporizados, es decir esos que se encienden por el movimiento y se apagan solos. También se recomiendan los inodoros de doble descarga, ya que ahorran agua hasta en un 60%. De esa manera, el usuario elige si quiere una descarga completa o la mitad. 

cómo reducir costos en un restaurante, costos, finanzas, economía, ahorro, cálculos, cómo ahorrar agua en un restaurante, ahorro de agua, cuidado del agua, sustentabilidad, gastronomía sustentable

Cómo reducir costos en el consumo eléctrico

La factura eléctrica también es de las más costosas; siempre que puedas privilegia la luz natural. Si necesitás luz artificial preferí las lámparas LED y asegurate de que siempre estén bien limpias, ya que cuando están sucias pierden hasta un 50% de luminosidad.

Si bien exige una inversión inicial, vale la pena comprar sensores de movimiento para sectores como el baño, así la luz se mantiene encendida solo cuando hay personas adentro.

A la hora de comprar un electrodoméstico, además de su funcionalidad prestá atención a su futuro consumo; la eficiencia energética de cada aparato se indica en una etiqueta por colores.

Otro ahorro: evitar desperdicios de comida

En Argentina se descarta un kilo de comida diario por habitante. Cada año, 16 millones de toneladas de alimentos van directo a la basura. Una de las formas de evitar esto es utilizar el alimento en su totalidad. Si hablamos de una remolacha, por ejemplo, usar sus hojas para hacer buñuelos. También se pueden utilizar las frutas muy maduras –que se venden a precios mucho más accesibles– para hacer productos de pastelería, postres, mermeladas, etc. 

Los productos deshidratados también son aliados al momento de ahorrar. La deshidratación disminuye las acciones microbiológicas y, por consiguiente, ralentiza el proceso de descomposición, es decir que extiende la vida útil.

Knorr tiene una completa línea de alimentos deshidratados, como la Base de tomate deshidratado Knorr y las Escamas de papas deshidratadas.

Pensar nuevos ingredientes para las preparaciones de siempre también puede ayudar. ¿Sabías, por ejemplo, que la mayonesa puede sustituir varios productos lácteos? A la hora de hacer un puré, la Mayonesa Clásica Hellmann's puede reemplazar a la manteca. 

Elegir productos que faciliten el ahorro es otro camino posible: Rinde Más Knorr permite extender en un 50% el rendimiento de la carne picada, y resulta ideal para preparaciones como rellenos de empanadas y tartas, albóndigas, salsa boloñesa o pastel de papas.

Tener un registro detallado del stock de productos es clave para evitar el descarte por vencimiento, tanto de los productos envasados como de aquellos frescos o conservados en heladeras y congeladores.