Descargá el recetario de postres de Carte D'Or

Descargá el recetario de postres de Carte D'Or

Hacé click acá y descubrí como preparar más de 40 recetas con 4 productos Carte D’or.

Para que un restaurante funcione con eficiencia y calidad, los cocineros buscan soluciones prácticas. Los postres fáciles, preparados con bases sencillas ya listas, son una buena salida para ofrecer algo dulce y delicioso, y que los clientes queden contentos.

Los postres son un plato del menú indispensable para la mayoría de los comensales. El 70% de los comensales no renuncia a los dulces después de la comida principal. Frutas, chocolates y otras delicias, como dulce de leche o helado, están entre los favoritos.

Por qué ofrecer postres en su restaurante

Ofrecer postres en tu restaurante es fundamental por un motivo muy simple: aumenta las posibilidades de obtener beneficios. Sobre todo, a la hora del almuerzo, muchos clientes prefieren comer en un estabelecimiento que ofrezca un menú completo, incluso con las bebidas y el café. Más allá de eso, crear postres bien presentados puede ser el diferencial de tu restaurante.

¿Debo ofrecer postres gratis?

Los postres pueden ofrecerse como cortesía, lo que significa que los clientes no pagarán por eso. Aun así, es preciso hacer los cálculos antes de tomar la decisión, para evitar gastos. Una buena idea sería decidir cuándo son por cortesía y cuándo se deben pagar. Las gelatinas y las frutas, por ejemplo, pueden ser ofrecidas gratuitamente para los clientes que almuerzan en el restaurante.

Los postres más elaborados, como budines, pasteles, tortas y mousses, deben ser cobrados. Además, es importante establecer el precio del kilo de postre, en caso de que el restaurante trabaje con este sistema y no quieras trabajar con precios por unidad. Generalmente, hay balanzas específicas para pesar esos platos.

La calidad importa

Mucha gente piensa que los postres son un extra, aunque es importante tratarlos como parte integrante del menú y deben recibir tanta atención como los platos principales en cuanto a la calidad y la elección de sus ingredientes.

Por otra parte, deberías poder conformar una identidad y ser creativo. Podés, por ejemplo, ofrecer un petit gateau de chocolate con algún ingrediente especial, o un budín de leche hecho con otro dulce que esté de moda.

La presentación

Las vitrinas de las confiterías llaman mucho la atención cuando se preparan con dedicación. Cuando se trata de dulces, la presentación del plato es muy importante. Mostrá siempre todas las opciones y dedicales un lugar para las diferentes posibilidades que se complementen, atiendan a todos los gustos y presenten variedades de colores y texturas. Si vas a ofrecer un budín de chocolate, por ejemplo, combinalo con dulces hechos solo con leche o frutas. Colocalos en una mesa separada y bien organizada.

Qué postre ofrecer

Como mezclar la variedad y la calidad es la clave del éxito, podés invertir en bases de preparación listas que pueden mezclarse con agua o leche y algún otro ingrediente especial. Carte D’Or, por ejemplo, lanzó una nueva línea de mezclas que sirven para diferentes postres. La opción “Brownie y Petit Gateau” puede usarse como base para tortas de chocolate y damasco, pionono de duce de leche, red velvet cupcake y otros. Mirá aquí las distintas opciones.

La “Mousse de Chocolate Blanco” sirve como base para un postre tricolor con banana acaramelada, naked cake de dulce de leche, y torta de banana y açaí. La masa se mezcla con agua o leche y, según la receta, basta seguir algunos simples pasos para hacer una mezcla sofisticada y deliciosa.