Más allá de los diversos toppings (como el huevo, el jamón o el pepperoni) que se le pueden incluir a las pizzas, existen varias maneras de preparar esta comida de origen italiano, tan popular en la región latinoamericana. Tome nota y sorprenda a sus clientes con estos formatos de pizzas, ¡para volverse locos!

Pizza Napolitana

Podría considerarse la “precursora de la pizza” y es la que más trayectoria y tradición tiene. Entre sus características, es clave que la masa leve al menos 12 horas a temperatura ambiente y que su amasado sea a mano. Se prepara en la base de un horno de leña a 450-500ºC, sin utilizar ningún tipo de soporte metálico, durante unos 60 segundos (o menos).

Calzone

Esta variante es, básicamente, una pizza plagada y unida por los bordes, que lleva en su interior un relleno de queso fundido con distintos ingredientes. Se pueden usar vegetales, carne, champignones, pollo, jamón, etc. Se asemeja a una gran empanada, para compartir.

Estilo New York

Este tipo de pizza, bastante amplia de diámetro (con unos 45 cm.) suele prepararse bastante fina, para que se cocine rápido al horno y se pueda doblar fácilmente para consumir en la calle, de pie. Tiene, por otro lado, un alto contenido en gluten, levadura y agua, además de azúcar y aceite.

Estilo California

Similar a la de Nueva York, la masa de esta pizza es fresca, ligera y contiene ingredientes especiales, con carnes, mariscos y vegetales.

A Taglio

Significa “al corte”, lo que quiere decir que normalmente se vende por peso y se prepara en bandejas metálicas. Curiosamente, esta pizza se corta con tijera y es originaria de Roma en los años 60. La masa suele tener más hidratación y, al dejarla levar, se hace más esponjosa, lo suficiente para que soporte bien el queso y los ingredientes que se ponen encima.

Argentina

Este tipo de pizza se distingue principalmente por la esponjosidad de su masa, en relación mucho mayor a la napolitana o a la neoyorkina, ya que se utiliza más levadura en su preparación, lo que acorta el tiempo de levado en la mesa. Además, este tipo de pizza lleva mucho queso (muzzarella), que desborda las esquinas de las porciones cuando se corta en trozos.

Inicio
Productos
Recetas
Menu