Manejo de la higiene, sanidad y alimentos

La higiene es una ciencia aplicada cuya finalidad es la conservación de la salud. Cuando se refiere a la elaboración y al servicio de alimentos se suele denominar manejo higiénico de alimentos, y es el conjunto de acciones de orientación, educación, muestreo y verificación que deben efectuarse para proteger la salud del consumidor. 

Contra las ETAS (Enfermedades transmitidas por alimentos)

Para este propósito, son necesarias reglas sanitarias que deben cumplirse tanto en la preparación de los alimentos como en el personal y el establecimiento. Como así también en los pasos críticos durante el proceso, lo que permite reducir aquellos factores que influyen en las enfermedades transmitidas por alimentos (ETAS). 

¿Qué incluye la higiene de los alimentos?

Comprende los aspectos desde la cosecha o matanza, recepción, procesamiento, almacenamiento, transporte, preparación, cocción, y mantenimiento hasta el servicio de alimentos. Constituye el primer paso para la conservación de los alimentos. 

Consejos para mantener la higiene de los alimentos en el lugar de trabajo:

  • Promover alimentos seguros y sanos. 
  • Mantener un ambiente limpio y seguro.
  • Contar con manipuladores sanos.
  • Prevenir la contaminación con microorganismos que causan enfermedades.
  • Minimizar factores físicos, químicos, bioquímicos y biológicos que causan el deterioro de los alimentos. 

Posibles daños si no se cumplen las reglas de Seguridad e Higiene:

  • A la salud de los comensales: enfermedad o muerte.
  • Pérdidas económicas. 
  • Mermas en la mercancía. 
  • Rechazo al producto o institución. 
  • Pérdida de confianza del comensal o consumidor.
  • Desprecio.
  • Clausura del negocio o sanciones.