Llevar a cabo una dieta para las personas veganas no es una tarea sencilla. Por lo general, existen pocas ofertas gastronómicas adaptadas a sus posibilidades y requerimientos a la hora de salir a comer afuera.

Por este motivo, usted y su negocio podrían atraer a este grupo en particular brindando un menú vegano acorde a sus necesidades.

Cómo reemplazar los huevos

Este alimento, uno de los más importantes de la pirámide nutricional, es uno de los más difíciles de reemplazar en una comida. Lo que hay que tener en cuenta, principalmente es que si una receta lleva solo uno o dos huevos, es posible omitirlos, añadiendo un par de cucharadas de agua adicionales para balancear el contenido de humedad que requiere la preparación.

También existen sustitutos de huevo sin huevo (no-egg), disponibles en dietéticas y negocios naturales. Estos se venden en forma de polvo y sirven para repostería.

Soja y tofu

Además, es posible combinar una cucharada llena de harina de soja o almidón de maíz (maizena) con 2 cucharadas de agua en un producto horneado para reemplazar el huevo.

Se pueden usar 30 gramos de puré de tofu en lugar de un huevo. Para los desayunos y meriendas se puede elaborar un revuelto de tofu hecho puré con verduras (cebolla, tomate, pimiento, etc) y especias (curry, cúrcuma, orégano, cilantro, etc.).

Hamburguesas y milanesas

Por otro lado, para preparar una versión vegana de estos platos tan populares, se pueden utilizar lentejas, arroz yamaní, champiñones u otro tipo de hongos y garbanzo, entre otros. Es necesario procesar estos alimentos y ligarlos utilizando pasta de tomate, puré de papas, migas de pan remojadas, pan rallado o avena en copos.

Budines, cremas y flanes

Para los postres es recomendable utilizar maizena o almidón de tapioca mezclado con agua fría.

Leches

La leche de coco es una gran alternativa para los lácteos y se puede usar para licuados, postres y condimentos.

Por otro lado, la leche de almendras puede funcionar excepcionalmente para cocinar platos que requieran una base cremosa sin un sabor muy presente, como sucede con el coco.

Nueces (para las proteínas)

Las nueces de la india son las ideales para preparar cremas, helados, pasteles veganos crudos y quesos libres de crueldad animal de cualquier tipo. Se utilizan en su estado crudo y después de ser activadas (remojadas por 12 horas).