Lográ las milanesas más tentadoras con el Rebozador Total Knorr

Para lograr milanesas inolvidables no pueden faltarte dos aliados en la cocina: Base de Tomate Deshidratado Knorr y el Rebozador Total Knorr.

En una milanesa, la carne –su terneza, grosor y calidad– es tan importante como contar con un buen rebozado. El Rebozador Total Knorr ofrece una adherencia perfecta, logrando una capa de empanado parejo que no necesita el agregado de huevos ni sal. De ese modo, este producto no solo garantiza el sabor y la textura que buscás, sino que además permite ahorrar tiempo y dinero en la cocina.

Cómo preparar las milanesas con Rebozador Total Knorr

El paso a paso es muy simple: solo hay que humedecer la carne con agua, pasarla por el Rebozador Total Knorr y freír u hornear la milanesa a gusto.

¿Otro plus? El rebozador Knorr tiene una vida útil de 390 días y su almacenamiento es básico, solo debe permanecer a temperatura ambiente. 

Ideas para combinar ambos productos

El Rebozador Knorr y la Base de Tomate Deshidratado también son una gran combinación a la hora de preparar albóndigas, ya que el rebozador ayuda a darles forma, generando una capa exterior que evitará que se seque la carne. Por supuesto, la salsa de tomate le añade un extra de sabor y textura más jugosa.

También es buena idea utilizar ambos productos para otras preparaciones, como unos bastones de muzzarella, o cualquier tipo de torrejas o croquetas terminadas con un hilo de salsa de tomate. 

¡Innová con estos dos grandes compañeros, nada puede fallar!