Base de Tomate Deshidratado y Rinde Más Knorr, una dupla que brinda soluciones

En esta nota te contamos cómo utilizar tus productos favoritos Knorr, en este caso la Base de Tomate Deshidratado.

En los meses de verano, el tomate encuentra su mejor versión y se convierte en un ingrediente estrella sobre todo en preparaciones crudas, como las ensaladas, o en versiones que, aún cocido, debe entregar un sabor de calidad, como en una pizza o unas berenjenas a la parmesana.

Cuando la temporada cambia, podés contar en tu cocina con la Base de Tomate Deshidratado Knorr, que garantiza una calidad excepcional y uniforme día tras día. Su color, textura y acidez perfecta lo convierten en el aliado indispensable para hacer salsas. Cada envase –de 750GR– tiene 88 tomates cuidadosamente deshidratados y rinde 6,7 kg de salsa.

Tomate y carne picada, una combinación infalible

Muchos platos clásicos de la gastronomía argentina que se elaboran con bases de tomate tienen también entre sus ingredientes a la carne picada, como los rellenos de pastas o empanadas, la salsa bolognesa y las albóndigas. 

Soluciones para tu cocina

Además de la Base de Tomate Deshidratado, tu cocina logrará mayor eficacia con la incorporación de Rinde Más Knorr, que aumenta el rendimiento de la carne picada en un 50% de su volumen, logra el punto justo de sabor y acorta los tiempos de preparación de las recetas.

Su incorporación en los platos marca la diferencia y el proceso es super rápido, solo hay que mezclar Rinde Más Knorr con agua (son 40g de producto por 430ml de agua). Se deja reposar la mezcla durante 5 minutos y luego se le agrega a 1 kilo de carne picada.