Cuando hablamos de hamburguesas, la mayonesa, la mostaza, el ketchup y la barbacoa se nos vienen automáticamente a la cabeza. Después de todo, son la combinación más icónica por su sabor, su versatilidad y su colorido. Sin embargo, el diseño modular de las hamburguesas es perfecto para experimentar diferentes combinaciones y crear menús que se adapten a la personalidad de nuestro restaurante.

1. Deluxe Sauce

Para muchos, esta salsa no puede faltar en una mesa con papas rústicas, ya sea fritas o al horno. Pero, ¿sabías que también es ideal para darle un toque fuera de serie a una hamburguesa? Acompañá la carne con esta increíble mezcla de queso y mayonesa, fácil de preparar y muy rica.

Para una porción necesitás lo siguiente:

50 gr de queso crema.
75 gr de mayonesa Hellmann's Suave.
1 cdta. de cebolla de verdeo, finamente picada.
1 cdta. de orégano.
1 cdta. de mostaza.

Preparar esta salsa es tan fácil como juntar todos los ingredientes en un recipiente. Empezá por mezclar el queso crema y la mayonesa Hellmann's Suave. Una vez que hayan integrado bien los sabores, añadí el resto de los ingredientes. Para una auténtica experiencia rústica, dejá picada la cebolla y el orégano. Si preferís una mezcla más suave, licuá bien todo antes de dejarlo reposar. Refrigerá hasta el momento de servir.

2. Burger Sauce

Como su nombre lo indica, esta salsa americana fue especialmente creada especialmente para realzar el sabor de las hamburguesas. Tiene un gusto fuerte e inconfundible gracias a su única mezcla de pepinillos y cebolla, por lo que es perfecta para hacerse notar entre esas hamburguesas con más de dos carnes.

¿Querés probarla? Solo necesitás:

100 gr de mayonesa Hellmann's Suave.
50 gr de mostaza Dijon.
1 pepinillo, finamente picado.
1/2 cdta. de ajo en polvo.
1/2 cdta. de cebolla, finamente picada.
Unas gotitas de vinagre.

Para empezar, asegurate de que tanto el pepinillo como la cebolla están muy, muy finamente picadas. Esto le dará textura a la salsa y ayudará a que su sabor se intensifique mientras se refrigera. Integrá bien la mayonesa Hellmann's Suave con la mostaza dijon e incorporá el resto de los ingredientes. Refrigerá hasta que sea el momento de servir.

Si te animás también podés probar nuestra nueva Burger Sauce de Hellmann’s con un delicioso sabor que combina con tus preparaciones.

3. Burger Relish

Con el nombre de relish se conoce a una variedad de picadillos agridulces muy típicos de la cocina americana. Sin embargo, cuando hablamos de hamburguesas, el relish por excelencia es el preparado a base de tomates. Esta preparación combina a la perfección con las hamburguesas de ternera, pero podés usarla sin problema con otras carnes e incluso en sándwiches vegetarianos.

Necesitás estos ingredientes:

4 tomates grandes.
1 cebolla, finamente picada.
1 diente de ajo, triturado.
1 pimiento rojo, finamente picado.
2 cdtas. de aceite de oliva.
2 cdtas. de salsa de soja.
1 cdta. de base de tomate deshidratado Knorr.
1/2 cdta. de paprika.
Sal y pimienta al gusto.

Preparar el relish es tan sencillo como colocar todos los ingredientes en un sartén y cocinarlos hasta que la mezcla empiece a hervir. Cuando esto suceda, hay que continuar hirviendo a fuego lento hasta que los tomates estén cocidos. Dejá que enfríe un poco y serví directamente sobre la carne de las hamburguesas.

El kétchup es la salsa por excelencia cuando se trata de comida rápida, ¡pero no es lo única opción que nos ha dejado la cocina estadounidense! Probá cualquiera de estas tres salsas para una hamburguesa diferente, con sabores típicos de diversas regiones americanas.

Si necesitás más insparación para preparar las mejores hamburguesas, pasate por nuestra sección de salsas y aprendé más sobre los productos que ponemos a tu disposición para innovar en la cocina.