A medida que los servicios de food delivery se expanden, los operadores han tomado medidas para lucrarse con este mercado en crecimiento. Si estás planeando añadir el delivery como parte de tu oferta, estos son algunos de los mitos más comunes que debe tener en cuenta.

Mito 01: Ventas y ganancias

Mito

El delivery representa más ventas y más ganancias para tus operaciones

 

Realidad

 

El volumen de las ventas aumentará, sin embargo, tus socios para delivery cobrarán una comisión por manejar la logística, entregas y atención al cliente, lo que reduce el margen de ganancias.

Tip: Observa, ajusta y negocia. Mantenete atento al margen de ganancias de los platos para el delivery y ajustá acorde a tus necesidades. Intentá también negociar mejores comisiones y tratos con tu socio.

 

Mito 02 Dificultad de implementación

Mito 

Necesitás amplios conocimientos en tecnología para operar los canales del food delivery.

Realidad

La mayoría de los canales de delivery usan interfaces sencillas. Es más importante contar con un equipo operativo capaz de manejar una amplia variedad y cantidad de órdenes.

Tip: Asegurate de que tu equipo está completamente familiarizado con el sistema de entregas y cómo funciona. También es importante que aprendan a organizar su tiempo entre los platos para el local y las órdenes para delivery.

 

Mito 03: Cumplimiento de los pedidos

Mito

 

Manejar los pedidos es sencillo. Es tan fácil como manejar cualquier otro pedido dentro del local.

Realidad

La demanda del food delivery puede variar mucho, por lo que es difícil preparar y mantener el flujo de trabajo.

Tip: Usar ingredientes de calidad, que reduzcan los tiempos de preparación, es fundamental. Por ejemplo, en lugar de hacer salsa BBQ desde cero, probá con Hellmann's Salsa Barbacoa en tus platos.

 

Mito 04: Escogiendo los platos adecuados

 

Mito

La comida es perecedera y esto limita las opciones para delivery.

Realidad

Hay mucho que puedes hacer para optimizar tus platos para una entrega.

Tip: Usá ingredientes que mejoren la durabilidad de tus platos. Por ejemplo, en lugar de usar chimichurri 'Casero', utilizá Hellmann's Chimichurri, que te da el mismo sabor concentrado por mayor tiempo.